La presidenta de GasINDUSTRIAL firma el artículo El gas y su papel clave en la industria: recuperar competitividad, publicado en EnergyNews. Rivière recuerda que el 2020 fue clave para industria española consumidora de gas ya que nos dejó las bases de una nueva normativa gasista que puede ser muy positiva en adelante para apoyar la reactivación industrial del país. “Estos cambios regulatorios van a conformar un nuevo marco que permitirá seguir avanzando en la progresiva recuperación de la competitividad de los costes regulados del gas para nuestras industrias”, señala Rivière, lo que se plasma en la primera resolución de peajes que abarca de octubre 2020 a septiembre de este año 2021, y que supone “un soplo de optimismo para los consumidores industriales que por fin ven como se abre una senda hacia la competitividad del gas en España”. La presidenta de GasINDUSTRIAL afirma que la bajada será gradual, año tras año hasta 2026, intensificándose progresivamente, y que se trata de un primer paso para la recuperación completa de la competitividad en los precios del gas para la industria, pero la publicación de esta resolución permite que los peajes bajen, algo que hasta ahora no había sucedido nunca.

 

Desde GasINDUSTRIAL llevamos trabajando años para lograr una bajada de los peajes regulados que acabe por fin con el profundo diferencial de precios que desde hace más de una década soporta España en relación con otros países europeos, competidores directos. Según las estimaciones de la Asociación, esta resolución permitirá en su primer año de aplicación, en función del consumo de cada industria, que los peajes del gas desciendan entre un  2% y un 15%. Sin embargo, todavía el diferencial de precios es significativo. Por ello, recalca Rivière, es fundamental vigilar la situación e intensificar esfuerzos para lograr mayor competitividad en el precio de la molécula ya que nuestro país continúa teniendo un diferencial considerable respecto a los hubs europeos. “Deben aprobarse medidas para fomentar la reducción del precio, lo que implica trabajar para impulsar y potenciar el hub de gas español y el GNL”, afirma Rivière, “para GasINDUSTRIAL este es uno de los objetivos claves ya que las regasificadoras con las que contamos en la Península son la conexión con el resto de Europa”.

 

En relación al Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, la presidenta es tajante: “supondrá un lastre más a la competitividad industrial, además en un momento de crisis en el que las empresas españolas necesitan impulso y apoyo para salir adelante, mantener el empleo y su función tractora de la economía española, y no penalizaciones”. “Compartimos los objetivos del Fondo en cuanto a la necesidad de competitividad de los costes de electricidad y descarbonización, pero con este anteproyecto es imposible alcanzarlos, muy al contrario los costes de electricidad y gas se incrementarán para todo tipo de consumidor industrial”, recalca.

 

 

Sobre este asunto, la revista Gas Actual, de Sedigas, incluía el reportaje ¿Quién paga la factura de las renovables?, con declaraciones de la presidenta, que considera que las industrias “podrían trasladar su producción a otros países dónde los costes energéticos son menores” debido al lastre que puede representar el fondo para la competitividad. “Estamos en un momento de crisis sanitaria que arrastra a una crisis económica, por lo que el coste energético es vital para la industria y hay que ser muy prudente y hacer un análisis más profundo de cualquier política energética que le pueda afectar”.